Campus de fútbol - Participa en los campus de fútbol de verano de los mejores equipos de España, Inglaterra e Italia

¿Qué son los Campus de Fútbol?

Los campus de fútbol son una tendencia que está haciendo furor en los últimos años y se trata de proyectos de los clubes, jugadores, entrenadores y ex astros de este deporte, dónde los niños y niñas pueden entrenarse en lo que más les gusta: jugar al fútbol.

Desde la práctica deportiva, se les inculca a los participantes los valores que representa la institución, equipo de fútbol o el astro del fútbol, como ser respeto, juego limpio, compañerismo, solidaridad, diversión, competencia sana, etc, dentro y fuera del campo, para formar hombres y mujeres de bien en todos los ámbitos de la vida, incluido el deporte.

Los campus de fútbol enseñan a los niños, niñas y jóvenes todos los métodos de entrenamiento, los cuáles son impartidos por profesionales de este deporte, previamente escogidos dependiendo su trayectoria, sus logros y su experiencia en el puesto.

Pueden asistir a un campus de fútbol cualquier niño o niña desde los 6 a los 18 años, según el programa que tenga cada uno de ellos. Sin importar sus cualidades y habilidades técnicas, los alumnos son aceptados y agrupados según su edad y su desempeño en el campo.
De esta manera, se logran clases más personalizadas, donde los grupos cuentan con un numero reducido de niños por grupo, para que el profesor pueda conocerlos profundamente y saber qué necesitan, qué deben mejorar, qué actividades o técnicas les cuestan más y que deben explotar, por ejemplo.

Los niños tienen entrenamiento diario sobre un aspecto del fútbol, dependiendo del lugar del campo en que se desempeñan (portero, defensa, mediocampo o ataque), con ejercicios individuales, de a pares, en grupo, con el equipo completo, etc. Todo el entrenamiento es diseñado de antemano por los entrenadores profesionales de fútbol que trabajan arduamente para brindar lo mejor y que los niños saquen todo el provecho posible durante su estadía en el campus de fútbol.

Hay dos tipos de campus: los que sólo ofrecen actividades durante el día y los que brindan hospedaje a los participantes.

En el primer grupo, las jornadas pueden terminar después de almorzar o por la tarde, pero durante todo el día estarán practicando y entrenando su deporte preferido y además realizando actividades extras o complementarias. Esto les servirá también para poder conocer amigos con los mismos gustos e intereses, sobre todo, de su misma edad.
Cuando termina el entrenamiento, los padres los recogen en las instalaciones del club y al otro día deben ingresar bien temprano para nuevamente entrenar y divertirse.

El segundo tipo de campus es el que incluye alojamiento, es decir, que los niños se quedan a dormir en un establecimiento anteriormente acordado por la institución que brinda el entrenamiento. Es común que se hospeden en campus de universidades, cuando éstos se encuentran vacíos por el receso escolar, donde además utilizarán todas las instalaciones (piscina, campos de césped natural, gimnasio, sala de juegos, biblioteca, etc). También existen asociaciones que poseen sus propios alojamientos en un predio propio. Ambos son con régimen de pensión completa y en muchos casos los padres pueden optar por dejar que se queden el fin de semana o retirarlos el viernes por la tarde y llevarlos el lunes a la mañana.